Los amigos - Charlas transdisciplinarias

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los amigos

Pedacitos de vida

La parte más complicada, y más linda, porque son muchos, de todas las épocas de vida, de todos los colores y edades, pero estos son algunos de los que están sin que los llames, los que no se puede decir que vienen porque simplemente están.

Son como niños, buscando abrigo,
pájaros tristes, soñando amigos.
Entre el delirio y la cordura,
juegan sus sueños de locura.
Son los artistas, equilibristas,
en el andamio de sus engaños.
Vienen y van sin descansar,
magos del aire, bufones, frailes

de un Dios de cristales de color.
De la risa al dolor y del llanto al amor,
del drama a la comedia, hay de todo en la feria
cuando levanta un hombre su telón.
Viven al día, sufren y esperan,
son importantes, son emigrantes.
Fundan tablados, son adorados,
son bien amados, son insultados.
Son buena gente entre la gente.
Pasan a solas sus malas horas.
Vienen y van sin descansar,
magos del aire, bufones, frailes
de un Dios de cristales de color.
De la risa al dolor y del llanto al amor,
del drama a la comedia, hay de todo en la feria
cuando levanta un hombre su telón.
Vienen y van sin descansar,
magos del aire, bufones, frailes
de un Dios de cristales de color.
De la risa al dolor y del llanto al amor,
del drama a la comedia, hay de todo en la feria
cuando levanta un hombre su telón.
Aplausos y fracasos, ahí están los artistas,
poniéndole a la vida el corazón.

Víctor Heredia

 

Mis amigos son unos atorrantes.
Se exhiben sin pudor, beben a morro,
se pasan las consignas por el forro
y se mofan de cuestiones importantes.

Mis amigos son unos sinvergüenzas
que palpan a las damas el trasero,
que hacen en los lavabos agujeros
y les echan a patadas de las fiestas.

Mis amigos son unos desahogados
que orinan en mitad de la vereda,
contestan sin que nadie les pregunte
y juegan a los chinos sin monedas.

Mi santa madre
me lo decía:
"cuídate mucho, Juanito,
de las malas compañías".

Por eso es que a mis amigos
los mido con vara rasa
y los tengo muy escogidos,
son lo mejor de cada casa.

Mis amigos son unos malhechores,
convictos de atrapar sueños al vuelo,
que aplauden cuando el sol se trepa al cielo
y me abren su corazón como las flores.

Mis amigos son sueños imprevistos
que buscan sus piedras filosofales,
rondando por sórdidos arrabales
donde bajan los dioses sin ser vistos.

Mis amigos son gente cumplidora
que acuden cuando saben que yo espero.
Si les roza la muerte disimulan.
Que pa' ellos la amistad es lo primero.

Joan Manuel Serrat

 
 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal